El Sindicato

SIFUP, cuarenta años de lucha sindical

Cuarenta años de vida y de lucha son ya los que lleva el SIFUP en la historia del fútbol nacional. Los primeros pasos del sindicato comenzaron a darse en los años sesenta. El pionero fue el seleccionado nacional y jugador de Colo Colo Caupolicán Peña. Pero la primera señal de disconformidad por parte de los jugadores se hizo sentir varios años antes, específicamente en 1957.

El inicio de la lucha

El epicentro de esta rebelión de jugadores sería nada menos que la selección Nacional. A principios de 1957, el “Equipo de Todos” jugaría el torneo Sudamericano de fútbol. La selección de ese año estaba dirigida por el argentino José Salerno, mientras que a la cabeza de la dirigencia estaba Juan Goñi. Entre los jugadores se encontraban Rodolfo Almeida, Isaac Carrasco, Ramiro Cortés, Carlos Cubillos, Misael Escuti, Francisco Nitsche, Mario Ortiz, Caupolicán Peña, Jaime Ramírez, Jorge Robledo, Leonel Sánchez, entre otros.

El levantamiento se suscitó cuando a una semana de que la selección viajara a la ciudad de Lima, la totalidad de los 22 seleccionados se rehusara y renunciaran a la Selección Nacional si es que lo dirigentes no cumplían con diversas peticiones de los jugadores y si estos mismos se retractaban de la exclusión de cinco seleccionados que no participarían del Sudamericano.

Dentro de las peticiones que los jugadores hacían, se encontraban las de un trato económico igualitario para titulares y suplentes, un aumento de los sueldos estipulados en los contratos de selección, y una bonificación de 10 mil pesos por partido jugado. Que se respetase los derechos y que no se les tratase como meros empleados a los cuales los dirigentes pudiesen explotar o sacar provechos de ellos.

Caupolicán y el comienzo

Durante su periodo, Peña, dio una ardua lucha por diversos derechos de los jugadores que no se estaban respetando, lo que lo llevó a realizar la primera huelga de los futbolistas. Dentro de sus logros destacan el establecimiento de un servicio médico y la creación de un centro de salud para los jugadores. De igual forma Peña pudo conseguir que se aboliera a la bolsa de jugadores instaurar una serie de derechos.

Para Peña su mayor logro como dirigente sindical, fue hacer que los jugadores tomaran conciencia de que su trabajo es igual que cualquier otro y que merece el mismo trato y respeto, cosa que en los años sesenta no se obtenía por parte de los dirigentes del fútbol.

1981 la época oscura

Durante los ochenta y en plena dictadura militar, el SIFUP, vuelve a renacer de la mano de Benjamín Valenzuela. Fueron muchos años en que el sindicato tuvo que desaparecer debido al golpe militar. Valenzuela puso nuevamente en marcha al sindicato, con muy pocos recursos, pero con muchas ideas e iniciativas nuevas.

Durante el periodo de Valenzuela, este contó con el apoyo de los jugadores más representativos de esa época, como por ejemplo Carlos Caszely, Leonardo Véliz, Adolfo Nef y Leopoldo Vallejos.

Una de las tareas que Valenzuela piensa que le faltó por realizar fue dejar al sindicato con un bien raíz establecido, un lugar donde los jugadores pudiesen compartir.

El periodo de Benjamín Valenzuela a la cabeza del SIFUP se extendió desde 1981 hasta 1985.

La lucha con todo

En 1985 asume en la dirigencia del SIFUP Gabriel “Lito” Rodríguez. Con una pequeña oficina en el centro de Santiago, Rodríguez comenzó su ardua tarea por rescatar los dineros impagos de los futbolistas. Para esta tarea él “Lito” se hizo asesorar por el cuerpo legal de la Central Unitaria de Trabajadores, encabezada por Manuel Bustos.

Rodríguez logró varios objetivos durante su dirigencias, como beneficios médicos, un convenio con la Compañía Aseguradora EuroAmerica y se inició a delinear el tema de la previsión de los jugadores.

Durante este periodo se iniciaron también las relaciones internacionales con otros sindicatos, como el sindicato uruguayo y el argentino.

Gabriel Rodríguez estuvo al mando del sindicato entre los años 85´ y 88´.

Una dura tarea

Para 1989 asume la dirección del SIFUP el colocolino Raúl Ormeño. Durante su periodo uno de los logros que más recuerda Ormeño, es la concreción del contrato con SALO. Este convenio sería muy provechoso para el sindicato y los jugadores. Acuerdo que hasta el día de hoy se mantiene.

Raúl Ormeño asume que dirigir al SIFUP es una tarea muy difícil e ingrata y que siempre van haber jugadores hablando por la espalda.

Para Ormeño el SIFUP es una entidad que si los jugadores supieran valorarla, realmente seria mucho más grande de lo que es hoy en la actualidad.

Nuevamente al ataque

El periodo que encabezó Carlos Ramos entre los años 1994 y 1997, fue una de las épocas de mayores enfrentamientos entre el SIFUP y los dirigentes del fútbol. Ramos, durante su gestión, impulsó la reforma por jugador. Unos de los hitos más recordados de su periodo fue la huelga que durante un mes tuvo paralizado al fútbol chileno. En esta huelga Ramos contó incluso con el apoyo de Diego Maradona.

Carlos Ramos confiesa que ganó mucho en lo personal durante su mandato en el SIFUP, que inclusive perdió dinero y que se peleó con mucha gente, pero que recibió momentos gratificantes inigualables.

La era Soto

Carlos Soto asumió la dirigencia del SIFUP en 1998 y hasta la actualidad a tratado de continuar con la tarea que Caupolicán Peña inició hace más de cuarenta años. Hoy el SIFUP ha logrado establecerse con una importante presencia en las decisiones que las dirigencias del fútbol toman.

En la actualidad la dirictiva de Soto continúa peleando porque se respeten los derechos de los jugadores y que se logre de una vez por todas profesionalizar el fútbol nacional.

Hoy la lucha es porque se pongan al día todos los clubes que deben dineros a los jugadores, inclusive algunas instituciones corren el riesgo de perder la categoría en el caso de que no paguen sus deudas.

La era de Carlos Soto se va a extender hasta el 2008, existiendo sí la posibilidad de la reelección, solamente el tiempo y los resultados de su gestión dirán si va por un buen camino. Hasta el momento todo indica que su trabajo ha sido el correcto.

Todos los jugadores que han sido partícipes del sindicato concuerdan en lo que significa, y en la función que el SIFUP cumple. Está la de dignificar al jugador profesional de fútbol, hacer que sus derechos como trabajador y como persona se respeten. Esta va a seguir siendo la bandera de lucha y la principal motivación que va a tener el SIFUP para continuar con su firme tarea y compromiso.

Directivas del SIFUP en sus 40 años

Caupolicán Peña 1960 – 1962

DIRECTIVA CARGO
René Meléndez – Vicepresidente
Isaac Carrasco – 2º vicepresidente
Sergio Goití – Secretario General
Mario Moreno – Secretario de Actas
Leonel Sánchez – Tesorero

Mario Moreno y Hugo Lepe 1962 – 1972

DIRECTIVA CARGO
Alberto Fouilloux – Vicepresidente
Alberto Quintano – Secretario General

Ignacio Prieto 1979 – 1981

DIRECTIVA CARGO
Leonardo Véliz – Vicepresidente
Carlos Caszely – Director

Benjamín Valenzuela 1981- 1985

DIRECTIVA CARGO
Adolfo Nef – Vicepresidente
Eduardo Bonvallet – Secretario
Leonardo Véliz – Tesorero
Carlos Caszely – Pro Secretario
Mario Soto – Director
Leopoldo Vallejos – Director

Gabriel Rodríguez 1985 – 1989

DIRECTIVA CARGO
Eduardo Miguez – Secretario General
Raúl Omeño – Secretario
Waldo Quiroz – Director
Sergio Pamiéz – Tesorero

Raúl Ormeño 1989 – 1994

DIRECTIVA CARGO
Mario Lepe – Secretario
Mario Rivera – Tesorero
Luis Rodríguez – Director
Osvaldo Villegas – Director

Carlos Ramos 1994 – 1997

DIRECTIVA CARGO
Carlos Soto – Vicepresidente
Mario Salas – Director
Nelson Soto – Director
Francisco Ugarte – Director

Carlos Soto 1998 – 2008
Primer periodo: 1998 – 2000

DIRECTIVA CARGO
Víctor Bascuñan – Tesorero
Arturo Norambuena – Secretario
Oscar Lee Chong – Director
Jaime Muñoz – Director

Segundo periodo: 2000 – 2002

DIRECTIVA CARGO
Jaime Muñoz – Tesorero
Julio Pastén – Secretario
Marcelo Caro – Director
Rubén Martínez – Director

Tercer periodo: 2002 – 2004

DIRECTIVA CARGO
Jaime Muñoz – Tesorero
Julio Pastén – Secretario
Hugo Valladares – Director
Sergio Villegas – Director

Cuarto periodo: 2004 – 2008

DIRECTIVA CARGO
Jaime Muñoz – Tesorero
Julio Pastén – Secretario
Sergio Villegas – Director
José Espinoza – Director