Sifup Sindicato Interempresa de Futbolistas Profesionales de Chile

Las gestiones del Sifup para fortalecer a la Segunda División Profesional

Jueves 13 de Julio de 2017 - 18:28

Comunicado de prensa.

El Sindicato Interempresa de Futbolistas Profesionales de Chile (Sifup) estima pertinente aclarar a la opinión pública las propuestas y acciones que viene realizando en beneficio de nuestros asociados y en especial de la Segunda División Profesional desde que asumió la actual directiva, integrada por Gamadiel García, Fernando Burgos y Luis Marín.

Que, en vista de los sucesivos incumplimientos de los clubes en lo relativo al pago de las obligaciones laborales y previsionales con jugadores y cuerpo técnico, la ANFP impuso como norma para el torneo de Transición 2017 el aumento de la garantía que existía, cifra que subió de 15 a 30 millones de pesos, que cubriría en caso de incumplimiento, tres meses de gastos de planilla (10 millones de pesos brutos).

El Sifup aceptó esta regla por cuanto ello dará mayor estabilidad a nuestros agremiados de Segunda División, será una opción a la judicialización en casos de obligaciones laborales y previsionales impagas (por el desgaste emocional que implica para el futbolista y el desembolso económico que acarrea) y por otra parte, denotará la capacidad económica de las instituciones participantes de la categoría.

Así como concordamos en su minuto con la norma de los 30 millones (que permitirá exigir el pago por subrogación), le expusimos con firmeza a la ANFP la necesidad de inyectar recursos a la Segunda División Profesional, dado que fue creada y asumida por dicho organismo.

Por otra parte este Sindicato logró convencer y dar marcha atrás en la medida pretendida por la ANFP, en cuanto a rebajar la planilla de 10 a 5 millones de pesos brutos.

Respecto de este punto queremos especificar que desde las primeras Bases del Campeonato Nacional Segunda División Temporada 2013-2014, en su artículo 68º se disponía: “Los clubes profesionales no podrán gastar más de diez millones de pesos brutos mensuales en jugadores y cuerpo técnico, entre otros, en remuneraciones, incentivos, premios, viáticos, colación o movilización; salvo que garantice el exceso con boletas de garantía bancaria que respalden el diferencial de cada uno de los meses de la Temporada…”

Así las cosas, las bases del Campeonato Nacional Segunda División Temporada 2014-2015, también dispuso -esta vez- en su artículo 67º el tope de los 10 millones de pesos brutos mensuales, en las mismas condiciones ya señaladas. Por su parte, las bases del Campeonato Nacional Segunda División Temporada 2015-2016, reiteraron lo mismo, tope de 10 millones de pesos brutos mensuales en idénticas condiciones. Finalmente, las bases del Campeonato Nacional Segunda División Temporada 2016-2017, en su artículo 67º estableció lo mismo que todas las anteriores bases, 10 millones de pesos brutos mensuales para jugadores y cuerpo técnico.

Es decir, la actual directiva del SIFUP, jamás ha solicitado ni requerido a la ANFP que a los Clubes de Segunda División Profesional se les impusiera un tope de gasto mensual de 10 millones de pesos brutos por planilla, pues aquello se viene aplicando desde el año 2013, es decir, hace más de 4 años antes de asumir nuestro período. Cabe mencionar que en las bases para el Torneo de Transición 2017, artículo 67º, se ha suprimido unilateralmente por el Consejo de Presidentes de Clubes (Primera A y Primera B), la posibilidad que tenían los Clubes de Segunda División -en todas las anteriores bases- de solventar el exceso de 10 millones de pesos brutos mensuales con boletas de garantía bancaria que respalden el diferencial de cada uno de los meses de la temporada. Y se ha agregado -de manera irracional- que con los 10 millones de pesos brutos mensuales, se deberán cubrir además de remuneraciones, incentivos, premios, viáticos, colación o movilización, los siguientes: arriendo de pases, amortización de pases, primas, bonos, arriendo de viviendas, asignaciones especiales y cualquier otro tipo de pago o beneficio, lo que resulta ilógico y arbitrario, por lo que aquella modificación al artículo la rechazamos y nos hemos opuesto firmemente como Sindicato.

En esta línea, la ANFP quería volver a implementar en las bases del Campeonato Segunda División Torneo Transición 2017, el límite de edad en la División –Sub-23-, a lo que también nos opusimos, evitando que en el Torneo de Transición que se aproxima quedaran más de 150 jugadores excluidos de participar por su edad, lo que es inconcebible, y nuevamente, como Sindicato, impedimos que la ANFP limitara la edad en la División de un torneo a otro, quedando esta limitante de la edad para el año 2018, dando esta antelación un plazo razonable tanto a los Clubes como a los jugadores para analizar sus opciones y posibilidades de cara al Torneo 2018.

Es por lo anterior que hacemos un llamado al Club Independiente de Cauquenes a precisar y limitar sus afirmaciones respecto al accionar de este Sindicato y los esfuerzos que hemos realizado por fortalecer la Segunda División Profesional, los que incluyen la mediación para que el CDO hiciera llegar a la ANFP una oferta por la televisación de partidos de la división en la que se desempeñan más de 250 agremiados, el apoyo económico a la división, entre otros. Por su parte, resulta contradictorio que un Club que adeuda el pago de obligaciones laborales a seis de sus ex jugadores y miembros del cuerpo técnico, reniegue y cuestione el aumento en la garantía, lo que no hace, sino, reafirmar la necesidad de apoyar los 30 millones de pesos de garantía, a la cual recurrir para hacer efectivo el pago a nuestros asociados en casos de incumplimientos como el precitado.

De igual forma, exigiremos a la ANFP la restitución de los párrafos suprimidos del artículo 67 de las bases de la categoría, en los que se señalaba expresamente que “los clubes profesionales no podrán gastar más de 10 millones de pesos brutos mensuales en jugadores y cuerpo técnico, entre otros, en remuneraciones, incentivos, premios, viáticos, colación o movilización; salvo que garantice el exceso con boletas de garantía bancaria que respalden el diferencial de cada uno de los meses de la temporada, previa autorización del Directorio con informe favorable de la Unidad de Control Financiero.

Por último, nuestro principal objetivo será siempre defender a los agremiados y lo haremos con la convicción de aportar al desarrollo y futuro de nuestra actividad.