Sifup Sindicato Interempresa de Futbolistas Profesionales de Chile

Sifup manifiesta su posición por situación que afecta a Johnny Herrera

Jueves 22 de Diciembre de 2016 - 17:11

El directorio defiende la libertad de expresión del futbolista y rechaza la reacción del presidente de U. de Chile, Carlos Heller.

La posible salida de Johnny Herrera de Universidad de Chile no puede pasar inadvertida para el directorio del Sifup, que quiere hacer una serie de planteamientos sobre el tema de fondo que derivan de los hechos conocidos públicamente:

1.- Como integrante de nuestra organización, Johnny Herrera cuenta con todo el respaldo del Sindicato de Futbolistas Profesionales, Sifup. Entendemos que está viviendo una situación laboral compleja, que esperamos sea capaz de solucionar lo más pronto posible.

2.- No es nuestra función entrometernos en las decisiones propias de un club, que se rige de acuerdo a la normativa de sociedades anónimas, pero tampoco vamos a guardar silencio frente a hechos que afectan la dignidad de uno de nuestros agremiados.

3.- Independientemente de si las declaraciones de Johnny Herrera fueron o no convenientes acerca de la situación que vive el club, corresponde al libre derecho de entregar una opinión sin descalificar ni menospreciar a nadie, sin embargo la respuesta descalificatoria del señor Carlos Heller, no es aceptada ni tolerada por esta directiva.

4.- El presidente de Azul Azul hace declaraciones impropias que busca generar miedo en el golero y también en el resto del plantel profesional, algo que no se condice con el clima que queremos para nuestro futbol. El derecho a opinar está consagrado en nuestra Constitución y ningún empleador o dueño de un club puede coartar ese criterio, menos cuando  el jugador previamente no descalifica de modo personal o grupal a ninguna persona e institución.

5.- Jamás nos vamos a oponer a una crítica pública, siempre y cuando se haga con el debido respeto. Desgraciadamente, el presidente de Azul Azul pasó esa línea y de modo “matonesco” quiso imponer un cierto criterio de funcionamiento que no vamos permitir para nuestros jugadores en este ni en un ningún otro caso.

6.- La situación ocurrida genera un precedente gravísimo porque pone en riesgo la libertad de expresión de nuestros agremiados y vulnera el Estado de Derecho que rige en el país. La decisión que tome Johnny Herrera sobre su futuro laboral es un tema que le corresponde exclusivamente a él y no nos compete opinar, pero claramente está gatillada por una coerción que lo afecta, pues viene directamente de su empleador.

7.- Por ultimo queremos decir que así como los futbolistas somos duramente sancionados por el Tribunal de Disciplina cuando caemos en conducta antireglamentaria o se estima que hay una incitación a la violencia, dicho criterio también debería extrapolarse a los directivos que no respetan la dignidad de nuestros agremiados, los descalifican y también incitan a un clima de agresión verbal que nadie quiere para esta actividad.

8 .- El llamado es al Consejo de Presidentes de la ANFP para que en su conjunto también haga un voto de censura a conductas como las del señor Carlos Heller, que no contribuyen en nada al clima de armonía que necesitamos para nuestra actividad. Ser dueño de un club no implica denigrar y denostar a sus trabajadores, por mucho que haya diferencias entre unos y otros.