Sifup Sindicato Interempresa de Futbolistas Profesionales de Chile

Rodrigo Gattas aclaró incidente con hincha de Cobreloa en Calama

Lunes 6 de Abril de 2015 - 16:43

El ariete tuvo un altercado en la tribuna, fue detenido, pernoctó en la comisaría y deberá permanecer 30 días sin asistir al estadio.

“No fui citado y vi el partido desde la tribuna, donde estaba con mi polola y un poco antes de que finalizara me dirijo al camarín, momento en que un hincha me grita insultos al oído, forcejeamos, después llegaron unos compañeros y nos separaron”. Así relató el ariete de Cobreloa, Rodrigo Gattas, el incidente ocurrido con ocasión del triunfo 6-0 de los loínos sobre Huachipato en el estadio “Luis Becerra Constanzo” de Calama.

La situación significó la detención del jugador formado en Unión Española y la del hincha involucrado debiendo ambos pasar la noche en la celda de la Primera Comisaría de la comuna nortina. “Ahí conversamos, él me pidió disculpas por lo que hizo y reconoció que yo no le pegué a su hijo como había dicho”, contó.

Sobre la animadversión hacia su persona por parte de algunos hinchas naranjas por supuestos comentarios denigratorios hacia la capital de la provincia del Loa, Gattas aclaró que “por ningún motivo esa fue mi intención, al contrario, estoy agradecido de la institución, lo que ocurrió fue una broma de un amigo por una situación puntual y nada más”.

El jugador fue pasado en la mañana de este lunes a control de detención y fue formalizado por la Ley de Violencia en los Estadios, debiendo permanecer treinta días sin poder asistir a un estadio. “Siempre ha pasado que los hinchas te buscan y no de las mejores maneras, ahora reaccioné y siento que salgo perjudicado sólo por defenderme”, concluyó.

Cabe notar que la Asamblea de Futbolistas del pasado 30 de marzo determinó realizar acciones para impedir la aplicación de esta normativa a futbolistas profesionales, haciendo hincapié además en la necesidad de mejorar la seguridad de los protagonistas en los recintos para impedir la ocurrencia de hechos como el sucedido en Calama.